Autor

Empezando 2018 con buenos hábitos en la Gestión de Proyectos

Como buenos Administradores, conocemos las ventajas al ser buenos planeadores y también conocemos cuando lo dejamos de hacer, y nos topamos con pared y buscamos siempre la ayuda del libro, es decir, regresamos a las bases para empezar de nuevo.

Pero no solo en la Gestión de Proyectos, también en lo personal, regresamos a nuestros padres, hermanos, esposa, pareja, por ese abrazo consolador, por ese consejo, por esas palabras que llenan ese hueco que sentimos, por ese espíritu que solo tiene esa finalidad, el cobijar y sentirnos bien.

Siempre regresamos con los que confiamos y no dudamos, a esa fe inquebrantable, en estas fechas de Navidad y Año nuevo no es la excepción, viajamos, nos trasladamos para estar con la familia, a recargar el amor, el cobijo, con los nuestros.

Vamos cerrando el año que se fue y empezando uno nuevo, haciendo un recuento de lo que hicimos y de lo que dejamos de hacer, para dar paso a los nuevos planes.

En la iPMOGuide estamos cerrando 2017 con un poco mas de 50 investigaciones, todas por la edición del Autor, estudiadas y analizadas, tenemos la Fe que en este 2018 llegaremos al doble de investigaciones.

Hábitos01

Hábitos en la Gestión de Proyectos – 2018

Empecemos este 2018 siendo buenos planeadores, con buenos hábitos:

Hábitos para la Gestión de Proyectos.

1: Usar Siempre el Equipo Adecuado

Dentro de los principales hábitos en gestión de proyectos está la capacidad de elegir y asignar los trabajos a las personas más adecuadas.

2: Gestionar los Problemas y los Cambios

Gestionar un proyecto consiste en mantener este sobre el plan, asumiendo que es el correcto y nos llevará al objetivo deseado. Parece fácil ¿verdad?, pero la verdad es que no, ya que continuamente van saliendo problemas que desvían lo ejecutado de lo planificado, y que requieren aplicar una gestión de cambios.

3: Entender los Procesos

Gestionar un proyecto consiste en aplicar una serie de procesos; pero como no todos los proyectos son iguales, ni se desarrollan en las mismas organizaciones, sería absurdo pensar que un mismo proceso puede valer para todo. Esto suele ocurrir cuando se confunden los conceptos de proceso y metodología.

4: Mantener las Métricas Actualizadas

Aplicar los procesos de control, es aprender a seguir y comparar la situación real del proyecto respecto lo planificado; lo que se suelen llamar las líneas bases.

 5: Saber Autogestionarse

Los Directores y Directoras de Proyecto solemos estar centrados en gestionar el trabajo del equipo, a veces olvidándonos de nuestro propio trabajo. ¿Cuánto tiempo dedicamos a seguir el proyecto? ¿Cuánto tiempo dedicamos a tareas administrativas?

6: Conocer los Objetivos Buscados por el Proyecto

Aunque a nivel del proyecto tenemos ya definidos unos objetivos, no debemos olvidar que el proyecto se hace para apoyar algún aspecto importante para la empresa o el cliente; el cual no suele aparecer como un objetivo al ser demasiado general.

Conclusión del Autor

Para empezar de nuevo, es necesario hacer una pausa, dar unos pasos para atrás, pero solo para emprender el vuelo y comenzar

Un buen pretexto para comenzar es iniciar el año, es muy recomendable darse unos minutos, horas, días, para hacer el corte y planear lo venidero, poner en oración a nuestras familias, equipos de trabajo, los proyectos y a nuestros clientes.

Que Dios Bendiga a todo el que lea este post, y nos permita seguir aportando y compartiendo el conocimiento.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe este Post en nuestro canal

Nos leemos pronto, ¡un abrazo!

Categories: Autor

Tagged as:

1 reply »

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.